28.7.12

El pedrusco y el beso

Holi. Bueno, desde hace una semana he estado releyendo esta saga y no he parado de flipar. Incluso en las relecturas, Cassandra Clare me hace sentir como una novata en su universo, provocando que fangirlee a todas horas. En serio, que la otra vez estaba leyendo Ciudad de Ceniza a las cuatro de la mañana. En fin, que encontré otro regalico *3* pero tengo mucha pereza de transcribir el párrafo, así que le es aviso de antemano que el fragmento a continuación es desde el punto de vista de Jace. Pero vale, que es lo mismo porque al final de cuentas le está dando el regalito.  

Regalo: Piedra-runa {y un besito, también}
Para: Clarissa Fray 
De: Jace Wayland -apellido actual para el libro-
Libro: Cazadores de Sombras (#1) : Ciudad de Hueso 
Autor: Cassandra Clare

"Feliz cumpleaños, Clarissa Fray", dice, y su boca se curva en una sonrisa. "Tengo algo para ti." Hurga, un poco, alcanzando en el bolsillo, aunque no cree que ella se de cuenta. Cuando presiona la piedra de luz mágica en su mano, él es consciente de lo pequeños que son sus dedos - delicados pero fuertes, callosos de horas de aguantar lápices y pinceles. Los callos le hacen cosquillas en sus dedos. Se pregunta si el contacto con su piel le acelera el pulso a ella de la forma en que lo hace hace cuando ella le toca.
Aparentemente no, porque se aleja de él con una expresión que muestra curiosidad solamente. "Sabes, cuando la mayoría de las chicas dicen que quieren un pedrusco, no quieren decir, sabes, literalmente, un pedrusco."
Él sonríe sin querer. Lo cuál es inusual en él mismo, por lo general solo Alec e Isabelle pueden hacerle reír. Sabía que Clary era muy valiente la primera ver la que conoció - caminando en esa habitación después de Isabelle, sin armas y sin preparar, tuvo el tipo de valor que no asocian con los mundanos, pero el echo de que ella le hizo reír aún le sorprende más. "Muy divertido, mi sarcástica amiga. No es una pierda, precisamente. Todos los Cazadores de sombras tienen una luz mágica. Que te traerá la luz, incluso entre las sombras más oscuras de este mundo y de los demás."

En realidad, Jace le regala un picnic nocturno, la piedra de luz y unos cuantos besitos, pero creo que no es necesario ponerlo por acá. Já. Si quieren leer el fragmento completo, pasen por acá.

Y bueno, creo que eso es todo.

Saludos, pobladores del país.

Pd: Me equivoqué en la edición de la imagen y en realidad, éste es el regalo número cinco. My fault.

2 comentarios:

  1. Amo esta parte,cuando la leí por primera vez fue fnueiwfbiewfbiewfbewi9fbewf y me dio un ataque ya que después están esos geniales diálogos con Simon,y que morí.
    Ahora me doy cuenta de que tendría que leer la saga otra vez....
    besos!

    ResponderEliminar
  2. "Sabes, cuando la mayoría de las chicas dicen que quieren un pedrusco, no quieren decir, sabes, literalmente, un pedrusco."

    esa frase me hace reír demasiado xD

    ResponderEliminar

Escúpelo, que dentro te hace daño.