20.8.12

Como los demás

Querido amigo:
Hay días en los que me levanto y estoy llena de adrenalina, de buen humor. Como hoy.

Sonrío. Bromeo. Río. Hablo.

Me convierto en una mejor persona.

Las personas lo notan. Se me ve más parlanchina, más alegre. Dicen que los hago reír, porque comienzo a hacer demasiadas expresiones corporales. Fangirleo, lloriqueo, río cuando ellas no ríen. 

Pensé que estaba fingiendo. Pensé que intentaba mejorar mi vida, mejorar la vida de los otros. No es verdad. Ésa soy yo. Me gusta hacer bromas. 

El problema es que cuando comienzo a hacer bromas sobre temas que verdaderamente son de mi interés -libros, películas, personajes, canciones, tumblr, etc.-, las demás personas sólo me observan extrañadas. 

Entonces la vida vuelve a ser una mierda. Y guardo lo que soy dentro de mí. Entonces sí, comienzo a fingir. 

Aparento ser como los demás.

Bye.

1 comentario:

  1. Ser uno mismo es hermoso. Yo también he echo alguna broma sobre algun libro o película que nadie entiende. O soltar una frase de una experiencia que solo un grupo reducido de personas y yo conocemos y cuando la digo ante otras personas me hace risa su cara. Ser uno mismo es hermoso pero hay un trozo que estoy de acuerdo, (tiempo atrás escribi sobre eso) y es fingir ante los demás, pues yo también lo he echo pero a pesar de eso siempre termino sacando a la luz mi verdader yo.

    ResponderEliminar

Escúpelo, que dentro te hace daño.