16.8.12

Valió la pena

Las luces de la ciudad, el agua golpeando la piedra, los murmullos de los enamorados disfrutando de la vista y él, sintiéndose tan alegre.

No queda mucho tiempo, pero sabe que está viviendo al máximo.

Omar le gasta una broma a Samuel, Carlos y José abuchean a Omar. Y él, riendo a boca abierta.

No queda mucho tiempo, pero sabe que está viviendo al máximo.

-Los quiero, chicos –dice de pronto.

Ellos lo observan con sus ojos empapados en lágrimas, nublando el rostro de su amigo. Ha decaído demasiado en los últimos días, pero la sonrisa en sus labios sigue siendo brillante como el sol al nacer.

-No se preocupen… ¡Estamos en la cima del mundo!

Ellos sonríen con las lágrimas cayendo.

Vuelven a la normalidad y él vuelve a sentirse dichoso. Esperó tanto tiempo para ser feliz y valió la pena.

Ya es tiempo de partir, pero no importa, porque valió la pena.


4 comentarios:

  1. Precioso y triste al mismo tiempo. Seguro que sus amigos lo recordaran siempre con esa sonrisa

    ResponderEliminar
  2. Que triste,me voy a largar a llorar.Me encantó:)

    ResponderEliminar
  3. Es hermoso Ana,aunque triste!
    Encima la foto que lo acompaña es muy linda.
    Un besito ^^

    ResponderEliminar

Escúpelo, que dentro te hace daño.