26.9.12

Un diario llamado Olive Rector

Olive:

Todas las historias empiezan con un inicio. Todas las historias terminan con un final.

Ambigüedad, incertidumbre. ¿Qué pasó antes del inicio? ¿Qué pasó después del final? No lo sé y nunca lo sabré, pero siempre podré hacer suposiciones.

Con la vida, todo es diferente. A menos que sufras de alguna enfermedad senil o tengas amnesia, puedes recordar qué es lo que ha pasado en tu vida. Puedes imaginar qué es lo que pasó según las mentes de los demás. También puedes elegir qué es tu pasado: ¿un demonio interno que te llevará a la autodestrucción o lo que te convertirá en una mejor persona?

Respecto al futuro, eso es menos complicado. Tu imaginación podrá ser libre de manera que puedas evaluar infinitas opciones. Eso sí, debes ser consciente de que nada sucederá cómo lo habías planeado. Habrá coincidencias, pero jamás será exactamente igual.

Eso es lo que me molesta de la vida: incertidumbre. ¿Qué sucede y qué no? ¿Cómo es que todo toma lugar? ¿Por qué tenía que suceder así y no de otra forma? Solía estar interesado en descubrirlo, pero ya han pasado cinco años desde que he dado vueltas y vueltas al asunto y aún sigo sin entender ésa parte de la vida. No entiendo y está bien, pero de algo estoy seguro: todo sucede por más de una razón.

Se me ocurren muchas en este momento. Podría enumerarlas, pero sería un desperdicio de espacio. Puedo decirte que aquí es donde el pasado y el futuro se vuelven importantes, donde tendré que tomar una decisión que cambiará los siguientes días.

Aquí es cuando dejo volar a mi imaginación, creando posibilidades.

Estarás bien con el tiempo. Tus heridas sanarán y solo serán recuerdos. Eres fuerte y valiente, no hay nada que te pueda hacer caer. Confío en ti. Serás una mejor persona.

Y yo también. No sé cómo, pero estaré bien. Encontraré la fuerza en la idea de que tú estás bien. Volveremos a encontrarnos. Seré una mejor persona. Por mí. Por ti.

Sé que éste no es un inicio; es un final.

Nuestra historia comienza con un final.

Un adolorido –en todos los sentidos– Adrian.


Pd: Lamento si esto te resulta confuso, pero así es mi mente: desordenada.
Una cosa me lleva a la otra.





6 comentarios:

  1. Me ha matado porque tiene toda la razón, me agrada la manera en la que se expresan (tanto Olive como Adrian). Siento que los amare demasiado.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó la pregunta que se hace, es media filosófica, realmente no se quienes son Olive y Adrian jaja, pero cuando leí esta carta (no sabia que habia otra) me parecio que el tipo era medio psicópata jaja.
    Un Saludo!

    ResponderEliminar
  3. Una preciosa carta que hace pensar. La incertidumbre es lo que da la esencia a la vida, esa es mi opinión.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana :)

    Tampoco se quienes son, pero me gustó mucho la carta y me hizo pensar..

    Besos :3

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16:16:00

    Hola, me enamore de esta carta. Es de un libro, no? Por favor,ruego que alguien me diga como se llama el libro.npor favoooor!

    ResponderEliminar

Escúpelo, que dentro te hace daño.