24.6.14

Desvaríos

Creo que es más difícil no haber comido una delicia, tu platillo favorito, por ejemplo, cuando lo has probado anteriormente, que cuando no lo has hecho. Ni siquiera se ha convertido en favorito.
Es más difìcil encontrar la felicidad cuando ya las vivido, que si nunca la hubieses experimentado. Es más difícil ver la luz, cuando has estado mucho tiempo en la oscuridad; te ciega, irrita tus ojos, te da dolor de cabeza...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escúpelo, que dentro te hace daño.