27.11.14

Corazón de piedra


¿Sabes cuándo me di cuenta que estaba enamorada de ti? El momento aquel, antes de dormir, en que cerré los ojos y vi tu mirada, tu sonrisa... Te vi en mi memoria, como si estuvieses a mi lado. Sentí tu aliento cálido en mi piel e imaginé la suavidad de tus labios en los míos, tus manos sobre las mías... Ése, también fue el momento en que lloré y reí, me sentí viva. ¡Al fin, enamorada! Tú, mi amor, rompiste la fortaleza que con tanto esfuerzo construí. Por ti, mi corazón dejó de ser de piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escúpelo, que dentro te hace daño.