21.12.14

| celos |

Querido monstruo llamado celos:

Desde hace mucho no había sabido nada de ti. Honestamente, no quería volverte a encontrar, porque asustas y bloqueas mi mente, causas mucho revuelo en mi interior. Tú no eres el culpable, creo; soy yo, por permitir que me perjudiques de tal manera.
 
Con amor siempre,
yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escúpelo, que dentro te hace daño.