6.12.15

Correr tras de ti

Me dieron ganas de correr,
correr tan rápido y por tanto tiempo hasta que me ardieran los pulmones.
Quería correr tras de ti hasta llegar al fin del mundo.
La chispa, no, el fuego en mi pecho me daba fuerzas para hacerlo;
era el fuego apasionante de un misterio por descubrir
y las ganas de llegar a tus brazos y besar tus labios.
Quería correr tras de ti, correr rápido...
El problema era que yo siempre iría tras de ti.
Y tú, siempre adelante.
Sin mirar atrás, sin desearme en tus brazos...

1 comentario:

  1. ): me dan mucha pena estas cosas estoy sensible ):
    also no había visto el diseño del blog está hermoso *-*

    ResponderEliminar

Escúpelo, que dentro te hace daño.